Por un Trabajo Digno, es un proyecto de la Comisión Ejecutiva Confederal de UGT, iniciado en el año 2006 gracias a la financiación de la Dirección General de Inclusión y Atención Humanitaria, del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones (MISSM), y desde el año 2007 también cofinanciado por el Fondo Social Europeo (FSE), en el marco de los distintos Programas Operativos (“P.O. Lucha contra la discriminación 2007-2013” y “P. O. de Inclusión Social y de la Economía Social 2014-2020”). Este proyecto de sensibilización, tiene como objetivo prevenir la discriminación en el acceso y permanencia en el empleo así como promover la igualdad de trato en el ámbito laboral entre las personas nacionales de terceros países y la población autóctona. Entre sus acciones: sensibilizar a la sociedad mediante el Boletín Por un Trabajo Digno; informar a los trabajadores y trabajadoras sobre sus derechos y obligaciones en el ámbito laboral, elaborando y difundiendo material informativo específico; y realizar campañas de sensibilización contra la discriminación y los prejuicios como la campaña #TrabajoLibreDeBulos; dedicando siempre una especial atención a las mujeres trabajadoras extranjeras no comunitarias, así como a las personas de nacionalidad extracomunitaria que se encuentran en situación de riesgo de pobreza o exclusión.

Email

migraciones@cec.ugt.org

Teléfono

(+34) 915 897 100

Dirección

Avda. de América, 25
28002 Madrid

Stop violence against women. Help concept.

España debe ratificar ya los convenios 189 y 190 de la OIT

El Secretario de Relaciones Internacionales de UGT, Jesús Gallego, interviene en la inauguración de una jornada de FeSMC-UGT en la que reclama la ratificación, por parte de nuestro país, de los convenios sobre trabajadoras del hogar y de prevención de la violencia contra las mujeres.

Dos convenios que, como ha recordado, “han sido negociados y propuestos por UGT y que no se consideran ni “fundamentales” ni “prioritarios”, a pesar de que son de especial importancia para las mujeres”.

En este sentido, ha considerado que “el trabajo doméstico es una labor que fundamentalmente llevan a cabo las mujeres, sobre todo a mujeres migrantes, y suele ser un foco de invisibilidad, abuso, acoso o privación de derechos. Sin embargo, el aporte económico que tiene este sector en la economía es muy importante, ya que es el 28% de todo el empleo que existe en la Unión Europea”.

“El convenio 189 lleva 10 años durmiendo el sueño de los justos y nuestro país no lo ratifica”, ha señalado. 

Igual que sucede con el convenio 190, el que existe para prevenir la violencia contra las mujeres. “El grupo de los y las trabajadoras cree fundamental conseguir un instrumento específico sobre la violencia contra las mujeres en el ámbito laboral, pero el 190 se llama “convenio sobre la violencia y el acoso”. Hasta el cuarto o quinto considerando no se menciona a las mujeres, y esto hay que denunciarlo”.

De esta forma, ha manifestado que, tras arduas negociaciones, “el convenio 190, con sus evidentes errores, es el mejor instrumento del que disponemos para evitar la violencia y el acoso. No hablamos de violencia del empresario, sino en el centro de trabajo, ya sea en una oficina, en una casa o en una fábrica”.

Por ello, ha exigido “la ratificación de estos dos convenios, fundamentales para las mujeres de nuestro país. UGT ha sido parte fundamental en la elaboración de estos convenios y lo está siendo en la exigencia de ratificación por parte de nuestro país”.

Durante la jornada han intervenido, además, la Responsable Confederal del Área de Migraciones de UGT, Ana María Corral, y la técnica de la Vicesecretaría General del sindicato, María Dolores Sánchez, que han analizado el proceso de negociación y elaboración de ambos convenios y han denunciado la desprotección de las mujeres ante la falta de ratificación de los mismos por parte de nuestro país.