Por un Trabajo Digno, es un proyecto de la Comisión Ejecutiva Confederal de UGT, iniciado en el año 2006 gracias a la financiación de la Dirección General de Inclusión y Atención Humanitaria, del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones (MISSM), y desde el año 2007 también cofinanciado por el Fondo Social Europeo (FSE), en el marco de los distintos Programas Operativos (“P.O. Lucha contra la discriminación 2007-2013” y “P. O. de Inclusión Social y de la Economía Social 2014-2020”). Este proyecto de sensibilización, tiene como objetivo prevenir la discriminación en el acceso y permanencia en el empleo así como promover la igualdad de trato en el ámbito laboral entre las personas nacionales de terceros países y la población autóctona. Entre sus acciones: sensibilizar a la sociedad mediante el Boletín Por un Trabajo Digno; informar a los trabajadores y trabajadoras sobre sus derechos y obligaciones en el ámbito laboral, elaborando y difundiendo material informativo específico; y realizar campañas de sensibilización contra la discriminación y los prejuicios como la campaña #TrabajoLibreDeBulos; dedicando siempre una especial atención a las mujeres trabajadoras extranjeras no comunitarias, así como a las personas de nacionalidad extracomunitaria que se encuentran en situación de riesgo de pobreza o exclusión.

Email

migraciones@cec.ugt.org

Teléfono

(+34) 915 897 100

Dirección

Avda. de América, 25
28002 Madrid

Más de la mitad de los extranjeros que llegan a Madrid son mujeres y proceden de Rumania y América

elpais.com

Un estudio elaborado por UGT desde 2019 plasma en datos la radiografía de la sociedad madrileña, con un 22,6% de población inmigrante, que sobre todo trabaja en el sector de las empleadas del hogar y el de servicios.

Ni los extranjeros quitan el trabajo a los madrileños, ni copan los servicios esenciales como la sanidad, ni quitan las pensiones. Se acabaron los mitos gracias a un elaborado estudio de UGT, en el marco de su proyecto Por un trabajo dignoEl sindicato empezó este proyecto en 2019 en todas las comunidades autónomas, analizando datos oficiales, con el objetivo de hacer frente a los bulos que tienen que ver con la inmigración. Madrid, en concreto, acumula un 14% de población extranjera, aunque si se tiene en cuenta a las personas que han conseguido la nacionalidad española, el porcentaje sube al 22,6%. Una de las principales peculiaridades de la región es que llegan de fuera más mujeres que hombres y que los sectores en los que más trabajan son los del hogar y el de la hostelería.