Por un Trabajo Digno, es un proyecto de la Comisión Ejecutiva Confederal de UGT, iniciado en el año 2006 gracias a la financiación de la Dirección General de Inclusión y Atención Humanitaria, del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones (MISSM), y desde el año 2007 también cofinanciado por el Fondo Social Europeo (FSE), en el marco de los distintos Programas Operativos (“P.O. Lucha contra la discriminación 2007-2013” y “P. O. de Inclusión Social y de la Economía Social 2014-2020”). Este proyecto de sensibilización, tiene como objetivo prevenir la discriminación en el acceso y permanencia en el empleo así como promover la igualdad de trato en el ámbito laboral entre las personas nacionales de terceros países y la población autóctona. Entre sus acciones: sensibilizar a la sociedad mediante el Boletín Por un Trabajo Digno; informar a los trabajadores y trabajadoras sobre sus derechos y obligaciones en el ámbito laboral, elaborando y difundiendo material informativo específico; y realizar campañas de sensibilización contra la discriminación y los prejuicios como la campaña #TrabajoLibreDeBulos; dedicando siempre una especial atención a las mujeres trabajadoras extranjeras no comunitarias, así como a las personas de nacionalidad extracomunitaria que se encuentran en situación de riesgo de pobreza o exclusión.

Email

migraciones@cec.ugt.org

Teléfono

(+34) 915 897 100

Dirección

Avda. de América, 25
28002 Madrid

18 de diciembre de 2022. Día Internacional del Migrante

Es necesario actuar contra la precariedad laboral entre la población migrante

El 59% de la población de nacionalidad extranjera nacional de terceros países se encontraba por debajo del umbral del riesgo de pobreza en 2020.

Con motivo del Día Internacional del Migrante, UGT recuerda que la historia y el presente de nuestro país están ligados a los flujos migratorios y reafirma su compromiso con la igualdad de trato y oportunidades en el trabajo y en la sociedad de la población migrante, así como con la lucha contra la precariedad, la explotación laboral, la trata de seres humanos y el trabajo forzoso. 

UGT subraya que, a 1 de enero de 2022, 2.742.605 personas de nacionalidad española vivían en el extranjero y, de las 47.435.597 personas empadronadas en España, el 11,6%, 5.512.558, tiene nacionalidad extranjera. Además, hemos de tener en cuenta a los 2.514.988 de personas de nacionalidad española y nacidas en el extranjero. Lo que muestra que casi el 17% de la población de este país (8.027.546 personas) tiene su origen en un movimiento migratorio. El sindicato incide en que, en el tercer trimestre de 2022, con una población ocupada total en España de 20.545.700 personas, la población extranjera representaba el 12,8% de las personas ocupadas (2.632.800 personas).

El motivo fundamental de la migración hacia España es laboral

 En el caso de personas extranjeras y de personas con doble nacionalidad ocupadas, el 34% y el 23% respectivamente lo estaban en ocupaciones elementales (sin cualificación y con salarios menores). Un porcentaje que baja al 8,7% para la nacionalidad española ocupada, y que demuestra una mayor precariedad en el trabajo de estas personas.

La concentración en este grupo es mayor en el caso de las mujeres, alcanzando el 35% de nacionalidad extranjera y el 32% en aquellas con doble nacionalidad, algo que tiene una relación directa con el empleo en el trabajo doméstico.

Todo ello tiene consecuencias sobre los salarios. En 2021 el salario bruto mensual medio de la doble nacionalidad, 1.702 euros, es un 21´7% inferior al de la nacionalidad española, 2.176, mientras que el salario medio de la nacionalidad extranjera, 1.599 euros mensuales, es un 26´5% inferior al de la nacionalidad española.

Teniendo en cuenta los ingresos del año 2020, el 59% de la población de nacionalidad extranjera nacional de terceros países se encontraba por debajo del umbral del riesgo de pobreza. Un porcentaje más alto que el alcanzado en la anterior crisis económica para este grupo de población.